jueves, 15 de septiembre de 2011

LAS RUTINAS EN INFANTIL

 
<> 
<>
 
Seguro que ya, con apenas una semana de comienzo del curso, sus hijos ya les han contado algunas de las normas que tenemos en el cole.Éstas se imponen desde el primer día que comenzamos a entrar en la clase y,hasta  fin de curso,formarán parte de las rutinas establecidas en el aula. Nosotras, las maestras de infantil, aprovechamos el hecho de que los niños necesitan de unos hábitos y rutinas  para su seguridad  emocional, y ello nos sirve para guiar nuestra labor de manera satisfactoria. A continuación les dejo un artículo que he encontrado en una página web sobre la importancia de marcar rutinas en el aula de infantil y cómo nos ayudan éstas a marcar los tiempos en nuestro horario lectivo.  En próximas publicaciones, les ofreceré las canciones y poesías que , en nuestro caso particular, marcan los tiempos de nuestra jornada. Espero que les guste el artículo.






A la hora de organizar el aspecto temporal en el aula de Educación Infantil, en ocasiones, sobre todo en el primer ciclo, no somos conscientes de la relevancia que tal estructuración tiene en el correcto proceso de enseñanza-aprendizaje.
             En Educación Infantil, las rutinas marcan la pauta a la hora de desarrollar los acontecimientos de la jornada escolar. Cada día, resulta necesario construir el dispositivo que permite desarrollar las capacidades previstas y acercarse con mayor implicación y conocimiento a los temas señalados en las unidades didácticas.

A nosotros como educadores nos permite: desarrollar con orden las actividades, los momentos de relajación y otros momentos de la vida diaria como las comidas o el sueño, teniendo en cuenta nuestros objetivos didácticos, así como las necesidades educativas y asistenciales de los niños/as.

Sin embargo, la organización y puesta en práctica de las rutinas escolares no supone únicamente una estructuración didáctica de nuestra labor educativa. Es mucho más que eso. Estamos ofreciendo a los niños/as algo más que unas pautas. Mediante la adaptación a las rutinas y el seguimiento de las mismas, los pequeños van conociendo el entorno que les rodea, superando sus miedos y temores a lo desconocido, descubriendo qué es lo que viene después y proporcionándoles la seguridad tranquilidad y confianza necesaria para una adecuada adaptación y estancia en la escuela; todo lo cual posibilita el desarrollo de una sana autonomía personal (objetivo de la Educación Infantil) y el conocimiento de estructuras temporales y nociones secuenciales, como antes y después, ahora y luego, hoy y mañana.

Hay que hacer hincapié, por otro lado, en la necesidad de elaborar y desarrollar unas rutinas coherentes con las necesidades del cuerpo humano, es decir, ofrecer la posibilidad de pasar de un estado corporal a otro distintos, con fines educativos. Cada una de las situaciones educativas que vivimos en la escuela durante la jornada, suponen una presencia corporal distinta. Así cuando realizamos algún taller; cuerpo silenciado, cuando escuchamos el cuento; cuerpo objeto de atención, cuando comemos. De esta forma, los educadores podemos “explotar” las actividades según el objetivo de cada situación.

A continuación un ejemplo de las rutinas establecidas en un aula de infantil.
9:00 – 9:30 h
10:00 h
10:30 h
11:00 h
12:00 h
12:30 h
12:45 – 13:00 h
13:00 – 13:15 h
13:15 – 14:00 h
14:30 h

Entrada y saludos.
Lectura del cuento
Asamblea: ¿qué vamos a hacer hoy?
1ª Actividad
Merienda
Recreo
Juego por rincones
Recoger la clase
Cantar canciones
Comedor.
Higiene. Salida

Este artículo ha sido enviado para su publicación en Profes.net por:
NOELIA VILLARES
Profesora de Educación Infantil.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...